¿RESPONDE TU POOL BANCARIO A LAS NECESIDADES DE TU EMPRESA?

Con relativa frecuencia nos encontramos que tenemos que presentar o renovar operaciones con nuestros bancos con urgencia, o que los proyectos que afrontamos no guardan coherencia con las financiaciones que hemos cerrado. ¿Qué debemos tener en cuenta para tener un pool bancario bien estructurado?

Se entiende por pool bancario el detalle de riesgos que una empresa mantiene con sus bancos, tanto de circulante como a largo plazo. Un pool bancario bien organizado es el que te permite acceder a financiación cuando lo precisa tu empresa, y presenta renovaciones de riesgos en los plazos que a nosotros nos conviene.

Lo principal es tener en cuenta que un banco es un proveedor de servicio, y como tal, nunca se aconseja tener una sola opción. Siempre es aconsejable mantener riesgo con al menos 3 bancos, o 2 en caso de que no se precise financiación.

La actividad y funcionamiento de nuestra empresa es la que debe marcar la estructura de nuestro pool bancario. Es importante analizar los siguientes puntos:

  • ¿A qué plazo real estoy pagando a mis proveedores? ¿Puedo obtener descuentos de pronto pago?
  • ¿Cuál es mi periodo de fabricación en caso de ser una empresa industrial? ¿Qué costes debo asumir antes de cobrar mis ventas?
  • ¿A qué plazo real estoy cobrando mis facturas? ¿Tengo riesgo de cobro, concentración en algún cliente?
  • Los bienes de equipo o instalaciones con las que cuento ¿a qué plazo las estoy amortizando y a qué plazo las estoy financiando? ¿Me interesa acelerar las amortizaciones?
  • ¿Puedo beneficiarme de subvenciones o ayudas por mi actividad?

Por norma, en caso de que seamos una empresa que precisamos líneas de financiación, nos interesa mantener la misma estructura de riesgo en cada banco, esto es el mismo peso de financiación a corto y largo plazo en cada banco, al igual que intentar mantener el mismo grado de operativa y vinculación.

En referencia a las líneas de circulante, es importante que respondan a las preguntas que hemos formulado antes. ¿Mis líneas de circulante me permiten aguantar mi proceso productivo? Las líneas deben soportar los costes de la empresa hasta que se realice el cobro de las ventas, por lo tanto, o financiamos este ciclo con el plazo de pago a proveedores, o acortando los plazos de cobro, o lo financiamos mediante líneas bancarias de circulante.

En referencia a las compras, podemos apoyarnos en herramientas como póliza de crédito, confirmings con post financiación, o financiación de importaciones si es el caso (incluimos los créditos documentarios post financiados).

Respecto a acortar el plazo de cobro de nuestras ventas, las financiaciones más adecuadas van desde el descuento comercial, anticipos de facturas, o factorings con o sin recurso, a anticipos de exportación. También es importante analizar si debemos asegurar el cobro de nuestras ventas, y el peso de cada cliente, de cara a formalizar factorings sin recurso.

Las pólizas de crédito es aconsejable utilizarlas exclusivamente como reserva de circulante y nunca como una herramienta de financiación. Si mantenemos una póliza de crédito dispuesta en todo nuestro ciclo económico es una señal de alerta que debemos tener muy en cuenta.

Si nos centramos en las inversiones en bienes de equipo e instalaciones, es muy importante intentar cuadrar en lo posible el plazo de amortización del bien con la financiación que elijamos. La opción de leasing por ejemplo nos permite jugar bastante con adecuar la amortización real (no la fiscal) con el plazo de vida útil del bien, o los préstamos hipotecarios o leasing inmobiliarios para instalaciones.

Por último, debemos ser coherentes con las garantías aportadas a cada financiación. Las garantías figuran por lo general en CIRBE y es normal que todos los bancos quieran estar en igualdad de condiciones con el resto de entidades del pool. Seamos prudentes, y solo aportemos garantías reales o avales en casos excepcionales, valorando la necesidad que nos representa la operación en concreto, y nunca sin haber solicitado autorización de la operación en al menos tres entidades.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies.
Abrir chat